Hace unas semanas llegaron a la tienda durante la misma semana varias señoras pidiendo para sus maridos unos pantalones bajo la misma premisa:

“Tienen que ser con cremallera”

Lo llamativo del caso no fue la petición en sí (cada uno con sus gustos), sino las razones que me decían:

Los de cremallera se desabrochan más rápido, y aciertas edades…

es una opinión con la que no estoy de acuerdo, y aquí te dejo las 4 razones por las que prefiero los pantalones ‘de botones‘.

#1 Se desabrochan más rápido

Siempre he considerado que los botones se desabrochan más rápido, por que se hace en un sólo movimiento. Sólo hay que soltar el primero y tirar (que los demás van detrás), todo en un movimiento. En cambio la cremallera son dos movimientos. DOS: soltar botón y bajar cremallera. Probé una vez a hacerlo en uno. Adiós cremallera. 🤷‍♂😅

#2 son más económicos

Si algo es eterno en los vaqueros son los botones. Cuantas veces has tenido un pantalón que la cremallera dijo ‘hasta aquí hemos llegado’ o se te a atascado con algo…

#3 son más seguros

Ojito con las cremalleras. No dejan de ser dos filas de dientes que se cierran y pillan lo que encuentran a su paso. Esto con los botones, no pasa.

#4 las cremalleras son caprichosas

Y tienen poderes. Cuando menos te lo esperas, ahí la tienen abajo del todo. Todo tiene su remedio y hay quien se la ‘ata’ al botón… raro, muy raro el botón que se sale solo, y si pasa, basta con cerrar un poco el ojal. Y listo.

Si tú también buscas un pantalón de hombre son cremallera o botón, te dejo aquí los enlaces
BOTÓN vs CREMALLERA

Y tu, ¿también eres de botones? ¿Eres fiel devoto de la cremallera? Déjanos tus comentarios más abajo