Esta parodia esta basada en hechos reales y la dedico a todas las personas por más señales que he puesto en la puerta indicando hacia dónde se abre, no lo consiguieron. Claro que es fácil abrir una puesta, pero hay que saber cómo.

Productos relacionados